asma

Al menos eso es lo que pretende David Van Sickle, investigador de la Universidad de Wisconsin-Madison.Su objetivo es rastrear las ubicaciones de los posibles ataques asmáticos. El trabajo de crear un inhalador con un receptor GPS lo lleva a cabo junto a los alumnos del departamento de Ciencias de la Salud de la misma universidad.

Aunque el proyecto está en pañales, la meta de David es crear un mapa biológico con las zonas que podrían comprometer la vida de los que sufren esta enfermedad respiratoria. Al menos ya cuenta con voluntarios para llevar a cabo sus experimentos.

Publicidad

(Vía CNet)

Escrito por: 

Send this to a friend