Coal, un bulldog de 8 años, sufrió la amputación de su pierna el año pasadodebido al cáncer. Arriesgaba ser puesto a dormir porque sus otras extremidades estaban muy débiles para poder cargarlo.Ahora le han puesto una pata biónica a su medida que tiene un valor de 10.000 libras.

Su dueño, el guardia de seguridad Reg Walker, estaba determinado a que le crearan una pata biónica a su medida,la que es compatible con el tejido de Coal. El implante está hecho de titanio y permite que la piel y los huesos se sellen al metal sin ser rechazados por su cuerpo.

Publicidad

Esta técnica es la misma que se utilizó para los sobrevivientes de los atentados de Londres, y es la segunda vez que se le realiza a un animal este tipo de operación.

Ahora Coal lleva una vida normal, cosa que habría sido imposible antes del implante, y acompaña a su dueño a todas partes.

l Vía Dogcentral l

Escrito por: 

Send this to a friend