Daniel y Martín Gándara, dos hermanos de Viña del Mar de 20 y 21 años de edad se las dieron de listos y comenzaron a hacer Phishing bancario, engañando a la gente pidiéndoles datos de sus cuentas a través de correos falsos. Una vez que obtenían esos datos (post-engaño), comenzaban a transferirse dinero a sus cuentas personales, logrando la no despreciable suma de $60.000.000 (CLP).

Operaban desde su casa en la población El Olivar, Viña del Mar y ahora tendrán que “operar” sus vidas en la cárcel ya que delitos como estos podrían privarlos de su libertad por 5 años y un día.

Publicidad

Estimados amigos, estos casos son cuento repetido y también se vuelve cliché el hecho de decirles que: JAMÁS EN LA VIDA UN  BANCO O UNA INSTITUCIÓN COMERCIAL LES VA A PEDIR QUE CONFIRMEN UNA CONTRASEÑA, O DATO PERSONAL POR CORREO. TODO AQUELLO SE HACE PRESENCIAL SIEMPRE Y POR SIEMPRE.

Por otra parte (la del malechor), no puedes ser tan básico de trabajar desde tu casa y usar cuentas personales de banco para transferirte dinero.

Escrito por: 
  •  Epic Fail !

  •  Chuata…. yo vivo ahí….

  • Hector

    quizás pensaron que no se darian cuenta hahahahahaha
    cuak

    Saludos

Send this to a friend