No conozco a nadie quien no disfrute ver como caen las piezas de dominó en una secuencia preparada. Es entretenido verlos claro, pero volver a armarlos se vuelve un poco tedioso. Es por ello que el artista de Los Ángeles (USA), Karl Lautman, creó “Ouroborus”; una escultura de dominó donde las piezas vuelven a pararse solas.

Cada dominó tiene un circuito que cuando cae un solenoide energiza y lo vuelve a colocar en su lugar.

Publicidad

Para los interesados, técnicamente hablando de cómo esta hecho, Lautman dejó las notas de la construcción en un PDF.

Escrito por: 
  •  Se le puede sacar provecho con forma que simulen movimiento ;)

Send this to a friend