Ok, no sé qué le pasa a Steve Jobs que últimamente encuentra todo mágico. Desde el Magic Mouse, el iPad y ahora el iPhone 4. Para mí, la única empresa mágica es la de Willy Wonka, pero ese no es el tema ya que ayer se presentó el nuevo Smartphone de la empresa de la manzana.

Básicamente me gustaría dar mis comentarios globales del evento y la gran sorpresa que es este equipo (antes de tenerlo en las manos), ya que sucedieron otras cosas -el mismo día- que a nadie le interesó; como lo fue el lanzamiento de la versión cinco (5) del browser Safari.

Publicidad

Bueno, primero la WWDC. Hace años que no veía un evento y a un Steve Jobs tan a la defensiva. Más bien recuerdo la vez que que Apple tuvo que venderse un poquito a Microsoft el 6 de agosto de 1997 y ahí con el rabo entre las piernas tuvo que aguantar a  un grupo de nerds abuchear dicho suceso. Hoy la cosa se veía algo parecida en el modo de cómo Apple a tenido que enfrentar acusaciones de prácticas monopólicas y sobre todo sucesos que incluso llevan la muerte, como la del empleado de Foxconn que se suicidó por perder un prototipo de este iPhone 4, el año pasado.

Digo a la “defensiva” –en específico- al presentar cuánto Apple le devuelve a los desarrolladores (en dinero) lo que recibe por aplicación vendida. También el nivel porcentual de aplicaciones rechazadas en la App Store y el por qué de ello; o cómo quiere verse a través de una empresa que usa tecnologías abiertas, terminando todo el evento con una gran frase “liberal arts”, cruzada con “technology”. Sin duda, aunque Jobs sea tan suelto para decir que no le interesa el resto que no va con su línea, no es tonto y se cuida las espaldas.

Ahora bien, en lanzamientos, se basó prácticamente todo en software, hardware y accesorios que ayuden a mejorar sus actuales dos productos estrellas, el iPad y el iPhone. Me refiero al nuevo firmware iOS 4, iAds (publicidad), sincronización inalámbrica, el desfile de industrias presentando nuevos juegos (¡Farmville para el iPhone! ¿Pueden creerlo?) y los iBooks para el iPhone, agregándole –con esto- una tercera tienda para ganar dinero a través del equipo (incluyendo después, en julio, al iAds que sería una cuarta fuente de ingreso sin pensar en el costo del equipo físico mismo).

No hubo nada del nuevo Apple TV, ni nuevo MacBook Air, sólo iPhone, App Store, iBooks y cómo gano mucho dinero y tú no.

Ahora el teléfono. No es ni HD, ni 4G como todo el mundo creía. De partida, técnicamente graba HD y puede reproducir contenido más editarlo (gracias a iMovie), pero su resolución de pantalla no lo es. Es decir 960×640 no es lo que por mínimo se conoce como “HD” que son 1280×720; todo esto independiente a la increíble tecnología “Retina Display”. Lo del 4G es lo mismo, Apple para esta versión sigue con 3G  y no hay más vuelta que darle al asunto.

La misión de la empresa del Jobso con este nuevo equipo era re-encantar a la gente que no veía algo revolucionario desde la primera versión, es decir, el 3G y el 3GS sólo pasaron por un cambio de “cerebro” para poder dar un poco más de prestaciones, pero nada que la gente se haya vuelto loca como lo fue así el 2007. Más allá del hardware el principal encanto es el software. IOS 4 es el capaz de lograr -en base al nuevo hardware- todas las maravillas de ventas a través de música, los libros, las aplicaciones y la multimedia; incluyendo las opciones de administrar software poderoso para post-producción de audio/video en un nivel inimaginable para un aparato telefónico.

Incluyamos también la gran característica que Steve dejó para el final del evento (como lo mejor de todo), que es la videoconferencia; “FaceTime” para Apple. Seamos sinceros, la videoconferencia es una tecnología vieja, lleva años en otros equipos. Por ejemplo, Nokia tiene equipos clamshell, antiguos con Sistema operativo Symbian y ya incluían videoconferencia, entonces lo que pasó acá es un “ponerse a la altura” y “démosle en el gusto a la gallada, porque no estamos hechizando lo suficiente”. El “pero” de esto es que FaceTime tienen una restricción que sólo funciona con WiFi a través de Software por lo menos durante todo este 2010 y sólo entre iPhone 4. Es decir que no puede ser utilizado con otros equipos, o directamente con una computadora. ¿Qué pasa con esto? Hackers ya trabajan para habilitarlo con 3G antes de tiempo:

Más características técnicas del equipo, y comentarios de ello, podrán encontrar en muchos lados y sin duda a los que ya quieren uno tienen para un buen rato para pensar y reflexionar sobre otros equipos del mercado, antes que: 1) Salga en USA 2) Quien se traiga uno para utilizarlo acá en Chile, deberá esperar el Unlock/Jailbreak hecho –por ejemplo- por los verdaderamente mágicos del Dev Team y 3) Esperar a que llegue oficialmente a través de alguna de las empresas que ya lo distribuyen oficialmente en septiembre.

A todo esto, un tip; la gente especulaba que hasta ahora sólo Entel podría traerlo ya que son los primeros en anunciar el uso de “Micro SIM”. ¿Sabía usted que Micro SIM es la SIM actual recortada? Si eres bueno en manualidades puedes hacer de tu actual chip uno “más moderno” gracias a una tijera, y sólo para el iPhone 4; piense también en el iPad u otro equipo que la utilice.

Para finalizar mi comentario de lo que vi y escuché ayer en la WWDC, es que Apple es capaz aún de innovar, pero ya no son lo máximo. La oferta es variada y hay mucho “iPhone Killer” dando vuelta y que el mercado latinoamericano lamentablemente no puede conocer/acceder fácilmente. Son el caso de los equipos HTC, una empresa de telecomunicaciones de Taiwán quienes hasta la fecha han dado vida a increíbles máquinas como el Google Nexus One y los actuales Desire, Incredible, y el peso máximo al nuevo iPhone 4, HTC Evo 4G. Todos equipos bajo sistema operativo Android, quien en la actualidad se lleva mis respetos por muchas razones, estando en número uno el no ser privativo de absolutamente nada.

Escrito por: 

Send this to a friend