El diseñador Jeremy Hopkins si que echó a volar la imaginación con este concepto de teléfono Nokia que hizo y presentó como proyecto en la Central Saint Martins College of Art & Design.

Básicamente el modelo sería un smartphone touchscreen que sería capaz de hacer todo lo que uno actualmente hace con la gracia que en su base contaría con un electromagneto. Este permitiría a que cuando uno reciba una llamada el equipo se levante, permitiéndole al usuario observar o tener una idea de quién estaría llamándolo. Debo reconocer que si el teléfono “se levantara” cuando lo llevo en el bolsillo de mi pantalón, podría verse raro en público (LOL).

Publicidad

Bajo el nombre de “Nokia Kinetic“, la empresa finlandesa podría tomar el diseño del equipo o contratar de frentón a Hopkins que no hay por donde negar que lo hace bastante bien.

Escrito por: 

Send this to a friend