| Directamente desde RevistaGamer.com |

Notebooks con la capacidad de cambiar entre tarjetas integradas y discretas son algo que existe hace más  4 años en el mercado, pero su adopción ha sido lenta entre varias razones. Quizás la principales sean lo engorroso que es el cambio entre las mismas, el que derechamente la gente no entienda cómo hacerlo o que siquiera sepan que tienen la opción sus equipos, terminando en que sólo el 1% de usuarios con laptops capaces de cambiar tarjetas realmente lo hagan.

Publicidad

Tuve la oportunidad de probar por varios días Optimus,lo nuevo de Nvidia en tecnología para portátiles  y que viene a ser una solución a esta realidad. Su objetivo es mejorar las tecnologías anteriores e integrar la integración de dos  tarjetas, una integrada para conservar batería y un Nvidia dedicada para rendimiento, activando y optimizándose una u otra de acuerdo al nivel de recursos y necesidad de nuestras actividades, obteniendo según Nvidia excelentes resultados tanto de rendimiento como batería, a diferencia de modelos anteriores donde el cambio debía ser manual y había que elegir finalmente entre poder o autonomía, mientras que ahora la batería que no se usa se apaga totalmente, dejando en 0 el gasto energético innecesario.

El menú de Nvidia tiene de fábrica bastantes opciones de personalización para aplicaciones, con la posibilidad de ir agrandado perfiles manuales para las aplicaciones que no detecte de forma automática puedan ocupar la tarjeta que les sea más apta.

Mi experiencia con la tecnología fue más que satisfactoria.No necesité  agregar un programa que no estuviese detectado automáticamente, y me moví tanto por Office/Open Office,  Adobe CS, Navegación web y  diferentes juegos de Steam sin sobresaltos, con Optimus cambiando en caliente entre tarjetas y sin cambios de pantallas, siendo todo una fluido, sin necesidad de que se apague la pantalla o salir de la aplicación y con una batería que no tuvo grandes variaciones ya sea usando toda la carga en Youtube o jugando Just Cause 2, dirige al instante la carga de trabajo a través del procesador más eficiente para el trabajo.

Para juegos 3D, videos, o aplicaciones GPU se usa la tarjeta NVIDIA, mientras que para Web, correo o ofimática se usa la gráfica integrada.

Me gustaría decir algo malo de Optimus para que no se lea tan tirado para un lado, pero realmente mi experiencia fue totalmente positiva. En aspectos más generales podría jugar en contra el que esté diseñado para correr en Windows 7, sin soporte hacia versiones anteriores o Linux,pero a estas alturas pedir que las cosas sigan siendo para Windows XP bordea lo ridículo y su necesidad técnica tiene fundamento, ya que Windows 7 ofrece soporte para que dos tarjetas gráficas de diferentes empresas estén presentes de forma simultánea, lo que permite esta coexistencia Nvidia y en mi caso particular de prueba, Intel.

Claramente Optimus es una parte importante de la nueva experiencia de juego en un portátil, pero también ayuda tener un hardware competente, y el notebook Asus UL50 permitía jugar los títulos del 2009 en adelante  por lo menos en calidad Medium y del 2008 hacia atrás en High, todo con gran fluidez de FPS y sin colgamientos de ningún tipo.Claramente la experiencia variará de qué notebook y que IGP/GPU contenga, ya que no todas son creadas iguales.

Optimus es un sistema de cambio de tarjetas en esteroides, si quieren un paralelo sencillo piensen en un auto híbrido, que elije el motor adecuado de acuerdo a la necesidad del momento. Es automático, inteligente y no cuenta con casi ninguna de los problemas de versiones anteriores de cambios de tarjeta manuales como: flicker de pantalla, demora de segundos en cargar la otra tarjeta o tener que cerrar aplicaciones para activarla o  derechamente reiniciar.

Para lo que es netamente videojuegos es un sumamente poderoso para jugar de forma portátil los últimos juegos, así que es absolutamente recomendado para en su próxima cotización, aunque ojo con que notebook usarán, ya que más temprano que tarde Nvidia tendrá que actualizar su línea de tarjetas gráficas por algo más moderno de lo que hay actualmente y empezar a aprovechar lo que es DirectX 11 para ponerse a la par de la nuevas tarjetas ATI que están saliendo.

Escrito por: 

Send this to a friend