Sólo horas duraron los equipos disponibles para la campaña que Samsung inició en Inglaterra.

Todo comenzó con el aviso publicitario que apareció en los periódicos de por allá y se expandió hasta lo que resumiremos a continuación; la entrega de un Samsung Galaxy S por cada iPhone 4 defectuoso.

Publicidad

Dando aviso a través de Twitter y Facebook de la versión “UK” de la compañía, donde los followers y likes se dispararon, dieron aviso de esta peculiar campaña a la que no más de las 11 AM de hoy tuvieron que dar de baja por no tener más equipos para regalar.

Lamentablemente para el resto de nosotros en América en general, no tendríamos algo así por la simple razón que es una jugada de marketing por la gente de Samsung en dicho país.

Escrito por: 

Send this to a friend