Más pequeña que una estampilla postal y con un peso menor a un clip. SanDisk presentó la unidad de estado sólido integrada de 64 GB más pequeña del mundo.

Ideal para que los fabricantes comiencen a integrar en equipos como tabletas o notebooks ultra delgadas, esta solución que presenta la empresa estadounidense es una verdadera revolución en tamaños para plataformas de cómputo masivas.

Publicidad

La SanDisk iSSD ofrece velocidades de lectura secuencial de 160MB/seg y de escritura secuencial de 100MB/seg para una mejor respuesta del sistema; aunque todo dependiendo, claro, del dispositivo en que se utilice, del OS y la aplicación en sí que trabaje con la memoria. Mide 16mm x 20mm x 1.85mm y que pesa menos de un gramo, utiliza un factor de forma BGA y una interfaz SATA, además de ser compatible con todos los principales sistemas operativos.

“Se espera que los mercados de computadoras tablet y móviles ultra delgadas experimenten un crecimiento importante en los próximos años, y las nuevas plataformas avanzadas plantearán nuevos requerimientos de soluciones de almacenamiento”. Jeff Janukowicz, gerente de investigación de unidades de estado sólido de IDC.

Escrito por: 

Send this to a friend