Un viejo iMac. ¿Para qué botarlo si puedes jugar con él?

A ello súmale restos de una scanner vieja y tendrás el mejor disfraz Apple fanboy del mundo. Una suerte de cíclope Mac. O también el hijo que tuvo Scott Summers con Steve Jobs.

Publicidad
Escrito por: 

Send this to a friend