En agosto de este año, fanáticos de la aeronáutica que se hacen llaman “Brooklyn Space Program” (y que además son todos familiares), lanzaron una cápsula casera -a través de un globo- al espacio que contenía una cámara HD para registrar todo el viaje y posterior caída; cuando el globo reventara. Para la búsqueda de la cápsula -una vez de vuelta en la tierra- añadieron dentro de esta un iPhone y así encontrarla gracias a la ubicación triangulada de su A-GPS.

No son los primero, ni los últimos en hacerlo, pero ¿Quién se puede dar el lujo de tener dicho registro en el espacio?

Publicidad
Escrito por: 

Send this to a friend