GrinOn Industries dio en el clavo con esta innovadora máquina, llamada Bottoms Up, que no solo es conocida como el dispensador de cervezas más rápido del mundo, sino que en realidad sirve para cualquier tipo de bebestibles, transformándola en el método más eficiente y práctico de todo, teniendo récords mundiales de 44 vasos en un minuto servidas por una sola persona en una sola Bottoms Up.

Para el Geek que desea que en sus fiestas veraniegas se tome de la mejor limonada de la cuadra, con estilo y velocidad… ya saben a quién acudir.

Publicidad

Escrito por: 

Send this to a friend