Con una extraña belleza fotográfica (una notable profundidad de campo) David Coiffier, desarrollador audiovisual y “adicto a los videos time-lapse” (así se hace llamar él), llevo a cabo el registro de cómo es la explosión de una gaseosa, bebida, bebida de fantasía -o como le llamen en su país- a los no despreciables 1000 cuadros por segundo con la excelente, cara, pero maravillosa I-Movix Sprintcam Vvs HD.

¿El resultado? En el siguiente clip.

Publicidad
Escrito por: 

Send this to a friend