La idea no es llamar al pánico ni a una ira acumulada en contra a los amigos de lo ajeno, más bien, a estar atento y pendiente de tus pertenencias donde sea; sobre todo en lugares públicos y acumulados de gente.

El video de a continuación deja en claro el modus operandi de un ladrón que se aprovecha de las distracciones de las clientelas dentro de cafés o restaurantes. En este caso -el hecho- pasó en un Oyster Boy; una cadena de restaurantes en Canadá.

Publicidad
Escrito por: 
  • maldita rata callejera asquerosa!

  • Kobe Johns 9

    malditos ratas de mierd@

Send this to a friend