La compañía holandesa Philips dijo adiós a la producción de televisores. Hoy anunció que dejará de hacer este producto debido a que simplemente no pudo contra la fuerte competencia que proviene desde Asia, entre estos: Samsung, LG y Sony.

Estas marcas asiáticas bajaron sus precios gracias a producción de alto rendimiento, abaratando costos y generando equipos menos costosos, llegando a diversos países del mundo. Con ello hicieron que Philips perdiera mucho del poco terreno que le iba quedando en este contexto.

Publicidad

Y como en la frase “si no puedes contra ellos, úneteles…“, Philips decidió unirse con la gigante china TPV Technologies en un acuerdo comercial de riesgo para que esta utilizara la marca “Philips” en sus próximas producciones. Es decir habrá algunos televisores Philips dando vueltas construídos por esta otra empresa, teniendo un 30% de ganancias ya que el restante 70% corresponde a la compañía china.

“La asociación ayudará a crear el alcance y enfoque necesarios para que nuestro negocio de televisión vuelva a ser rentable y exitoso en esta industria tan dinámica”.

“Estamos comprometidos con la continuidad de los televisores Philips en el mercado a través de esta empresa. Esta asociación aprovechará la fuerza de la marca Philips y el poder de la innovación y las relaciones comerciales, con el alcance adicional y las fortalezas de fabricación de TPV. Este paso decisivo es el más adecuado para el negocio de televisión, para el sector de  Consumer LIfe Style y para Philips en su conjunto”. (Frans van Houten, CEO de Philips)

Escrito por: 

    Send this to a friend