Así tal cual. Simplemente porque los usuarios podían ser afectados en situaciones muy específicas y poco frecuentes, Google trató de bajarle el ruido al agujero de seguridad en Android -descubierto hace unos días- el cual permitía a un malintencionado interrumpir dentro de tu equipo bajo este sistema operativo al sincronizar contactos, calendarios o un álbum de fotos en Picasa en una red de Wi-Fi el cual no tuviera seguridad alguna.

Las versiones de Android afectadas eran prácticamente todas a excepción de la 2.3.4 y 3.0. Por ello Google hizo oficial su preocupación de la situación y que una vez que fueron advertidos de la vulnerabilidad el error fue corregido, destacando que el Hacker se aprovechara de este rebuscado BUG, solo podía tener acceso a correos, contactos y fotos (cosa que personalmente no encuentro menor), sin tener el control “completo del equipo” como se señaló en algún momento.

Publicidad

Al menos esto ya fue solucionado.

 

Escrito por: 

Send this to a friend