Cada loco con su cosa. Un chico chino de 17 años, identificado como “Zheng”, vendió su riñón por Internet con el único fin de adquirir un iPad 2. A cambió de su órgano, él recibió $3.285 USD lo que le alcanzó para comprar -no solo el iPad- sino también una laptop.

El detalle más grande fue cuando su madre se dio cuenta que Zheng apareció mágicamente con nuevos aparatos tecnológicos y fue ahí cuando recién el joven contó la verdad. Básicamente había recurrido a un hospital en la ciudad de Chenzhou, el cual ofrecía la compra de órganos a través de Internet.

Publicidad

En aquél establecimiento le quitaron el riñón e inmediatamente recibió la suma de dinero prometida, dándolo de alta 3 días después de la intervención médica.

La mamá finalmente denunció la situación a la policía y fue al hospital a buscar el contacto de los “negociantes” que hicieron trato con su hijo, pero estos ya habían desaparecido.

Lamentablemente la práctica de venta de órganos (en línea) en el mencionado país del oriente, es bastante común. Todo esto por una importante necesidad de donantes frente a un enorme país escaso de estos.

Escrito por: 

Send this to a friend