Tres jóvenes en la ciudad de Santa Fe, Argentina, se quisieron pasar de listos robando un Cibercafé, lugar en el cual esperaron a que se fuera toda la clientela para asaltar al encargado. Eso sí, primero habían usado una de las máquinas y cuando la policía llegó al lugar se dieron cuenta que una de las computadoras que usó uno de los delincuentes tenía su perfil de Facebook abierto (sin cerrar sesión).

Fue tan fácil para la policía, que simplemente se trasladaron a la escuela donde uno de los jóvenes estudiaba (el que dejó Facebook abieerto), deteniéndolo inmediatamente quien junto a los otros dos -finalmente- le habían robado dinero, un celular y los documentos al encargado del establecimiento Geek.

Publicidad
Director de OhMyGeek!

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend