Toshiba anunció que extenderá a toda su línea de portátiles, incluyendo las más económicas, la herramienta Health Monitor que ayuda a detectar a tiempo cambios en el comportamiento de componentes críticos del equipo y que podrían provocar interrupciones repentinas o fallas graves.

El sistema mantiene vigilancia constante en la temperatura de la CPU y el sistema de refrigeración, duración de la batería, funcionamiento del disco duro y estabilidad de la memoria, resultados que presenta en una tabla gráfica enviada al usuario para informarle acerca de la salud general de la laptop.

Publicidad

En caso de presentarse una falla, Health Monitor indica el origen exacto, así al llevar al equipo al Servicio Técnico el usuario no necesitará pagar diagnósticos ni valoraciones. También le ofrece consejos para la utilización correcta del dispositivo, ayudando a prolongar su vida útil.

Esta nueva capacidad permite detectar a tiempo problemas de sobrecalentamiento que suelen posteriormente ocasionar daños severos en la CPU, memoria y otras partes críticas del conjunto de chips. De igual forma, los discos duros -sometidos con frecuencia a golpes y vibraciones- ocasionan daños en partes mecánicas, pérdida de datos y hasta fallas totales.

Este sistema se había integrado originalmente sólo en las portátiles de clase empresarial, pero la compañía decidió extenderlo a todas las nuevas Satellites de nivel de entrada que pronto llegarán a la región con precios entre los US$500 y US$600, los más agresivos hasta ahora anunciados por Toshiba.

Escrito por: 

Send this to a friend