La perspectiva es que los laptops sigan siendo un elemento indispensable para las empresas en América Latina en 2014, según revela la investigación de Intel en el primer trimestre de este año. Los laptops seguirán siendo el principal dispositivo utilizado en entornos corporativos, dejando a las tabletas relegadas a un segundo lugar en términos de preferencia de los clientes empresariales.

Para la encuesta, se consultaron a 20 empleados de Intel que atienden a 65 de los mayores clientes corporativos en toda América Latina y se trazó lo que buscan los consumidores corporativos en relación con las futuras inversiones en infraestructura de la empresa en Tecnología de la Información (TI).

Publicidad

El estudio indica que las inversiones en el área de TI están creciendo a gran escala, ya que el uso de los modernos servidores, que operan soluciones de cómputo en nube, es ya una realidad, especialmente para las nubes privadas. Según la encuesta, un 42% de los clientes corporativos de Intel en la región tienen planes de adoptar algún tipo de solución basada en la nube en los próximos 18 meses. El estudio también demostró la excelente oportunidad para la actualización de PCs, está relacionada con los planes de migración al Win7, además de señalizar la buena disposición de los clientes a migrar las aplicaciones a servidores.

Según Frank Johnson, director de Ventas para el mercado Corporativo de Intel para las Américas, es el momento adecuado para ofrecerles soporte y las mejores soluciones a los clientes que buscan invertir en los planes de implementación de nubes, además de divulgar los beneficios del cómputo en nube a todo el mercado.

Las inversiones en servidores son crecientes, lo que aumenta el interés por el compromiso para la adopción de nubes públicas. Sin embargo, la investigación de Intel indicó que la tendencia está en la nube privada, ya que un 42% de las empresas están apostando por esta solución en los próximos años.

Un punto importante identificado por el estudio es que las nubes públicas están en fase de exploración y que la seguridad y la dependencia de aplicaciones son los principales obstáculos para que se conviertan en una realidad y en las preferidas por las empresas. “La misma investigación realizada con clientes corporativos de Intel en América del Norte estimó que un 78% planean implementar una nube privada dentro de 18 meses, lo que puede considerarse como una tendencia que refleja un mercado más maduro”, dijo Frank Johnson.

Cabe recordar que la adopción de la nube por parte de pequeñas, medianas y grandes empresas proporciona una mayor reducción de costos a las organizaciones, ya que solo pagan por los servicios efectivamente utilizados. Otro beneficio es la facilidad para adaptar el poder de procesamiento de forma dinámica en función de las necesidades de cada negocio. Al considerar que la inversión total en TI se ha incrementado cada trimestre en toda la región de América Latina, la expectativa es que este avance se extienda durante los próximos 12 meses y que el cómputo en nube pueda ofrecer todo su potencial de oportunidades para el segmento industrial y empresarial de la región.

¡No soy un robot!

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend