Anonymous en algo así como “la búsqueda de las buenas costumbres en Internet”, tomó cartas en el asunto y decidió atacar directamente a 40 webs que, según informa la BBC, enlazaban a contenidos de pornografía infantil.

Los hacktivistas en una primera instancia hicieron una queja formal a los proveedores de hosting que alojaban los websites y por ende los links que llevaban al contenido pornográfico, pero no tuvieron una buena respuesta. Por lo mismo el segundo paso fue echarlos abajo.

Publicidad

Estos sitios fueron descubiertos por Anonymous a través de “Tor Network” y sus “Darknet“; plataformas de anonimato para el acceso a Internet, que hacen desvíos por llamadas del navegador Web a través de muchos servidores que están en toda la Internet (muy utilizada por protestantes en naciones del medio oriente para que así no sean detectados por las autoridades locales). El punto que estás “Darknet” son solo vistas por los usuarios de “Tor Network” y fue a ellos donde Anonymous apuntó.

En una primera instancia, los hacktivistas solo habían borrado los links, pero rápidamente fueron nuevamente publicados. Por ello se optó por comenzar a bajar el sitio con DDoS Attack.

¿Lo bueno? Que se desenmascaren este tipo de acciones. ¿Lo malo? Es que se sobrepase a las autoridades quienes pudieron estar tras la pista de estos depravados. Y acciones como esta puedan arruinar el trabajo de investigación invertido (tal como lo comenta Graham Cluley en la nota de la BBC).

¡No soy un robot!

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend