La verdad es que se venía venir, no sólo por una avalancha de nuevas y cada vez más poderosas tabletas, también porque aunque mejoraban las condiciones de los netbook, la relación precio y calidad jamás dio bueno frutos porque nunca se efectiva Y, ¿qué pasó? Las tablets ganaron el primer combate. 

Según ABI Research informó que durante el segundo trimestre de este año  se vendieron 13.6 millones de tabletas, y sólo 7.3 millones de netbooks. En total, sólo este último trimestre las tabletas duplicaron sus ventas en un 122% y de ese resultado 68% fueron fabricadas bajo la firma de la manzanita.

Publicidad

Ahora, recordemos. Las tabletas ostentan los mismos precios o menos que una tableta de última generación. ¿Cuál es la diferencia? Movilidad y calidad. Tan simple como que ambos sirven para lo mismo, pero la tableta es mucho más liviana, un sistema operativo más estable con accesibilidad a juegos y redes sociales sin tanto click. Es más, se quiera o no, el netbook jamás fue aceptado por un target más allá de la mujer empresarial o trabajadora independiente. Rosado o no, barato o bonito, parece que la tableta está para quedarse con el reino de los portátiles.

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend