En Francia, un hombre de 50 años, presentó una demanda contra el gigante “Google” después que el auto de Street View le tomara una foto mientras él orinaba en el patio de su casa. Lo peor de todo es que la imagen fue posteriormente publicada en la plataforma.

Según el abogado del afectado: “todo el mundo tiene derecho a vivir en un cierto secreto”, pero ahora la resolución del problema está en manos de los tribunales quienes deberán decidir si efectivamente la imagen se debe retirar inmediatamente y por consecuencia indemnizar con $10.000 euros a este señor francés.

Publicidad

Google, por su parte, pidió la anulación del caso. Veamos qué pasa de aquí al 15 de marzo cuando la justicia francesa de su veredicto. Ojo, cabe recordar que Francia (como Gobierno) ya multó a Google por recopilación de datos en Street View.

Escrito por: 

Send this to a friend