Humping Dog debe ser uno de los tantos dongles USB que se venden solo por diversión y realmente no sirven de nada. La gracia de este dispositivo es conectarlo a tu computador y ver como el perrito literalmente “interactúa” con tu máquina.

Estos dispositivos existen hace años (casi 6), pero increíblemente no pierden su vigencia. Se siguen vendiendo a nivel mundial y cada día renacen de distintas formas para continuar su comercialización.

Publicidad

Adivinen de dónde viene el original. Empieza con “J…” y termina en “…apón“, ¿obvio, no?

Si quieres tener uno, no tienes que pedirlo -necesariamente- a la isla del oriente. Ya con tantos años a la venta están por todas partes en no más de $4 USD.

¿Se imaginan lo que pasaría con cuatro de estos en un HUB USB? OMG!

Escrito por: 

Send this to a friend