Vertu es un manufacturador y vendedor de telefonía lujosa, como división independiente de la finlandesa Nokia. Ellos crean a mano, en Inglaterra, equipos que llegan a costar -por ejemplo- $310.000 USD. Al año esta empresa factura entre 200 y 300 millones de dólares.

El punto es que, Vertu, no es parte clave de los negocios en Nokia y ello los llevaría a deshacerse de ella. Esto se traduce a que la finlandesa estaría en negociaciones para vender esta división. ¿A quién? Nada más que los dueños de Hugo Boss (y otras empresas).

Publicidad

Esta transacción dejaría a Nokia con 200 millones de euros.

Escrito por: 

Send this to a friend