Un comunicado de prensa de la agencia de noticias EFE indica que el juez David Harvey del Tribunal del distrito de Auckland en Nueva Zelanda, autorizó ayer a que Kim Schmitz -fundador de Megaupload– pudierea regresar a su casa bajo libertad condicional, hasta que se lleve a cabo su extradición a Estados Unidos.

El juez también indicó que el cofundador de la empresa, Mathias Ortmann, así como Fin Batato, responsable técnico, y Bram Van Der Kolk, jefe de programación, ya no precisan ser vigilados por medios electrónicos.

Publicidad

Además de ellos cuatro, el gobierno de los Estados Unidos espera juzgar en Agosto de este año a otros tres ejecutivos de Megaupload por supuestos delitos de piratería informática, crimen organizado y lavado de dinero.

Escrito por: 

Send this to a friend