Ricardo Patiño, Ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, anunció que su país analiza la posibilidad de conceder el estatus de refugiado político a Julián Assange, fundador de Wikileaks.

Así lo indica un comunicado de prensa de EFE que afirma que Assange se encuentra en la Embajada de Ecuador en Londres, desde donde envió una carta al presidente Rafael Correa en la que explica las razones de su petición de asilo político.

Publicidad

“La persecución de la que soy objeto en distintos países deriva no sólo de mis ideas y mis acciones sino de mi trabajo al publicar información que compromete a los poderosos, de publicar la verdad y con ello desenmascarar corrupción y graves abusos a los derechos humanos alrededor del mundo”, escribió Assange.

El canciller Patiño dijo que, en la carta, Assange afirma que ve imposible el retorno a su país de origen tras la declaración efectiva de abandono recibida por las autoridades australianas.

“El Gobierno de Ecuador se encuentra evaluando el pedido del señor Julián Assange y cualquier decisión que adopte sobre el mismo tendrá en cuenta el respeto a las normas y principios del derecho internacional, así como la tradicional política de Ecuador de precautelar los derechos humanos”, recalcó Patiño.

Muchas posibilidades

El 30 de noviembre del 2010 BBC News publicó que el gobierno ecuatoriano quería invitar a Assange a Ecuador para darle la oportunidad de hablar en público.

Según el reportaje,  en aquel entonces el vicecanciller Kintto Lucas dijo que Ecuador estaba preocupado por algunas de las supuestas actividades estadounidenses revelados por Wikileaks.

“Estamos abiertos a darle residencia en Ecuador, sin ningún problema y sin ninguna condición”, dijo Lucas en ese momento.

Para entonces, el vicecanciller aseguró que la oferta a Assange no afectaría las relaciones entre los de tendencia izquierdista de Ecuador, el gobierno y los Estados Unidos.

En el ojo del huracán

La semana pasada, Assange agotó su batalla legal en el Reino Unido para evitar la extradición a Suecia, donde está acusado de delitos sexuales, al ver rechazada por el Tribunal Supremo su petición para reabrir el caso.

El Supremo, máxima instancia judicial británica, dictaminó el 14 de junio pasado que el proceso para la extradición de Assange comenzará no antes de 14 días, período en el que su defensa puede presentar un recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

El fundador de WikiLeaks, que ha divulgado miles de documentos comprometedores para los gobiernos, es reclamado por Suecia por presunta violación y acoso a dos mujeres a las que conoció durante un viaje a Estocolmo en agosto de 2010.

“Amenazas de muerte, boicot económico y la posibilidad de ser entregado a las autoridades de los Estados Unidos de América por autoridades británicas, suecas o australianas, hacen que busque en territorio ecuatoriano el asilo político y la protección para permitirme continuar con mi misión en un territorio de paz”, recalcó Assange en la carta.

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend