Los últimos resultados de dos experimentos, llamados ATLAS y CMS,  presentados hoy en la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN) podrían indicar que la partícula de Higgs buscada desde hace mucho tiempo, ha sido descubierta.

Los bosones de Higgs, también conocidas como“partículas de Dios” o “partículas divinas” a raíz del título de un libro de divulgación científica escrito por Leon Lederman, laureado con el Nobel de Física en 1988, son partículas elementales cuya existencia es predicha por el modelo estándar de la física de partículas. Éstas desempeñan un papel primordial en la explicación del origen de la masa de otras partículas como los fotones, que no poseen masa, y los bosones W y Z, que poseen una masa relativamente alta.

Publicidad

Ello quiere decir que, si la partícula existe, los científicos podrían estar muy cerca de definir el origen del Universo.

“Los resultados de ambos experimentos son preliminares, no obstante, los hallazgos son espectaculares”, dijo Joe Incandela, portavoz del experimento CMS .

Según Incandela, las implicaciones de este descubrimiento son muy importantes y es precisamente por esta razón que deben ser muy diligentes en todos sus estudios, así como realizar las comprobaciones necesarias.

“Es difícil no emocionarse con estos resultados”, dijo el director de investigación del CERN, Sergio Bertolucci.

Berlucci comentó que tan solo el año pasado habían tomado la decisión de que si este 2012 no hallaban algo concreto con respecto a la partícula de Higgs, iban a excluirla del modelo de la física de partículas por la falta de evidencias de que la misma existiera.

Los resultados presentados hoy son preliminaries y están basados en los datos recogidos entre 2011 y 2012 (de hecho, los datos de 2012 siguen siendo analizados aún). Asimismo, los científicos indicaron que publicarán el análisis presentado hoy a finales de julio.

No obstante, también publicarán otro ejemplar que contenga una imagen más detallada del estudio a finales de este año, después de que los científicos del LHC realicen experimentos que proporcionen más datos, ya que el siguiente paso será determinar la naturaleza exacta de la partícula y su importancia para nuestra comprensión del universo.

Además, los expertos deben determinar si sus propiedades coinciden con las del bosón de Higgs, la particular más buscada y el último ingrediente que falta en el Modelo Estándar de la física de partículas.

¿El bosón de Higgs o algo más complejo?

Aunque el estudio podría representar el descubrimiento del bosón de Higgs, también cabe la posibilidad de que estemos ante algo más complejo.

El Modelo Estándar de la física describe las partículas fundamentales de todo lo visible en el universo, y de las fuerzas que actúan en él. Sin embargo, dicho modelo sólo habla de aproximadamente un 4% del total del Universo. Así las cosas, una versión más exótica de la partícula de Higgs podría ser un puente para la comprensión del 96% restante que, a hoy, desconocemos.

“El descubrimiento de una partícula en consonancia con el bosón de Higgs abre el camino a estudios más detallados. Ello requiere grandes estadísticas que concretar las propiedades de la partícula nueva, y es probable que arroje luz sobre otros misterios de nuestro universo”, dijo el director general del CERN, Rolf Heuer.

Heuer aseguró que para la identificación positiva de las características de la nueva partícula se llevará un tiempo considerable, pero que si hay algo que queda claro es que nuestro conocimiento de la estructura fundamental de la materia está a punto de dar un gran paso hacia adelante.

La importancia de la partícula

El Modelo Estándar de la física de partículas describe con éxito todas las partículas elementales que sabemos que existen y cómo interactúan unos con otros. Sin embargo, nuestra comprensión de la naturaleza es incompleta.

En particular, el Modelo Estándar no puede responder a una pregunta básica: ¿Por qué la mayoría de estas partículas elementales tienen masa?

En ese sentido, los científicos necesitaban una manera de salir de este dilema y, para resolverlo, varios físicos, incluyendo a Peter Higgs, descubrieron un mecanismo que, si se añade a las ecuaciones, permite calcular la masa que tienen las partículas.

Peter Higgs, señaló que el mecanismo requiere la existencia de una partícula invisible, que ahora llamamos el bosón de Higgs y que es la única partícula predicha por el Modelo Estándar de la física de partículas que aún no ha sido visto en experimentos.

Por ende, hallar el bosón de Higgs sería resolver el dilema.

Escrito por: 

Send this to a friend