Por Rodrigo Bulnes, representante en Chile de Business Software Alliance (BSA)

En mayo fue publicado por la International Data Corporation (IDC) el último Estudio Anual sobre Piratería de Software, donde se advierte que Chile sigue mejorando. Aunque el uso de programas ilegales alcanza un 61%, la tasa de piratería es la más baja en la última década. Esta es una buena noticia para el país y refleja los esfuerzos realizados por todos los sectores. Sin embargo, no hay que bajar la guardia ante la piratería.

Nuestra economía dejó de generar -durante el año 2011- más de US$382 millones a propósito del uso de software sin licencia y, si nos comparamos con los demás miembros de la OCDE, Chile continúa encabezando la lista como el asociado con la tasa más alta de piratería.

Publicidad

Algunos países ya están vinculando el uso de software irregular con la competencia desleal. En Estados Unidos entró en vigencia una ley denominada Unfair Competition Act (UCA), algunas de cuyas normas apuntan a proteger los activos de propiedad intelectual.

En ella se establece que las empresas extranjeras que exporten a dicho país, deben utilizar software legal. UCA pretende colaborar con las compañías que cumplen con la propiedad intelectual, buscando nivelar cancha entre todos quienes ingresen y/o desarrollen productos que quieran ser comercializados en Estados Unidos.

Normas como UCA pueden tener fuertes repercusiones en Chile, a propósito de eventuales sanciones a empresas exportadoras nacionales que hayan utilizando software sin licencia en el desarrollo de sus negocios. Sin embargo, UCA no debe ser vista como un peligro a nuestras exportaciones, sino como un desafío a generar un nuevo estándar de cumplimiento de la propiedad intelectual para todos quienes quieran tener un justo éxito dentro del mercado norteamericano.

Tomemos ese desafío y perseveremos como país mejorando nuestros niveles de cumplimiento y protección de la propiedad intelectual. No hay desarrollo sin innovación, y no hay verdadera innovación sin respeto a la propiedad intelectual. Sigamos avanzando… y no bajemos la guardia ante a la piratería.

Escrito por: 

Send this to a friend