Las auroras boreales se podrán ver este año desde casa a través de Internet, gracias al proyecto Red Global de Telescopios Robóticos (GLORIA) apoyado por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Normalmente, las auroras boreales y australes, que aparecen como cortinas luminosas de tonalidades diversas y cambiantes, solo se pueden observar desde los casquetes polares. Ahora, esta iniciativa retransmitirá en directo el fenómeno, en colaboración con el portal sky-live.tv.

Publicidad

Para ello, miembros del proyecto GLORIA viajarán del 20 al 29 de agosto a Groenlandia con la expedición Shelios 2012, coordinada por el investigador del IAC Miguel Serra-Ricart. Cada día, entre el 24 y el 28 de ese mes, realizarán una conexión que podrá seguirse en español y en inglés.

Las auroras polares, tal y como explica el IAC, se producen cuando partículas muy energéticas originadas en el Sol alcanzan la atmósfera de la Tierra. La entrada de estas partículas está gobernada por el campo magnético terrestre y por ello solo pueden penetrar por el Polo Norte (auroras boreales) y el Polo Sur (auroras australes).

“La emisión de luz se produce en la alta atmósfera, entre 100 y 400 kilómetros, y se debe a los choques del viento solar, compuesto esencialmente por electrones, con átomos de oxígeno, lo que origina los tonos verdosos que son los más comunes”, señala Serra-Ricart.

En el año 2000 se detectaron intensas auroras, al coincidir con un periodo de máxima actividad solar. Durante los máximos solares hay un aumento del viento solar y, por tanto, crece el flujo de partículas elementales que al llegar a la Tierra son dirigidas hacia los polos magnéticos.

La mejor zona para la observación de las auroras boreales se localiza en un círculo alrededor del Polo Norte magnético (entre 60 y 70 grados de latitud norte).

“Debido a que el Polo Norte magnético no coincide con el Polo Norte geográfico y se encuentra situado al noroeste de Groenlandia, en concreto al norte de Canadá cerca de la isla Ellesmere, el sur de Groenlandia es una de las mejores plataformas de observación”, añade Serra-Ricart.

Escrito por: 

Send this to a friend