Eva Restaurant, un restaurante situado en Los Angeles, California (Estados Unidos) anunció que ofrece un 5% de descuento en su cuenta a los clientes que opten por dejar su teléfono móvil en el ropero y sentarse en la mesa sin él.

El objetivo es que no haya ni un solo cliente usando su dispositivo durante la comida o la cena.

Publicidad

Mark Gold, el dueño y chef del restaurante, ha querido dejar al margen el valor de la medida como estrategia de marketing y centrarse en lo que supuestamente pretenden conseguir. Para él, consiste en devolver al propio acto de comer su naturaleza más social, sin perder el contacto humano.

“Esto va de dos personas que se sientan juntas y simplemente conectan, sin la distracción de un teléfono; estamos intentando crear un ambiente en el que entres y de verdad disfrutes la experiencia, la comida y la compañía”, ha dicho Gold a la radio local 89.3 KPCC.

Eva, la mujer de Mark Gold y responsable del nombre que lleva el local, ha explicado que la estrategia ha sido un éxito. Según ella, casi la mitad de los clientes se han apuntado a este descuento, sin que prescindir del móvil durante la comida les haya hecho sentir peor.

Escrito por: 
Siguiente noticia

Un parque temático israelí ofrece WiFi en burro

Noticia anterior

Seguridad en pantalla pequeña

    Send this to a friend