El parque temático israelí Kfar Kedem, que recrea la vida de una aldea de Galilea en tiempos bíblicos, ofrece conexión WiFi a sus visitantes. Lo peculiar del asunto es que la conexión a Internet es posible gracias a unos routers amarrados a los burros que se encargan de pasear al visitante por el parque.

Los puntos WiFi en espacios públicos ofrecen a los usuarios la posibilidad de conectarse, de forma gratuita o de pago, a Internet sin consumir su tarifa de datos, para aquellos dispositivos que incorporen conectividad 3G, o simplemente poder conectarse a la Red con aquellos dispositivos que solo cuenten con este tipo de conexión.

Publicidad

El director del parque, Menachem Goldberg, ha decidido ofrecer conexión inalámbrica a los visitantes para que puedan cargar fotos y contar su experiencia en el parque en tiempo real.

“La aldea dispone de 30 burros y hemos equipado a los cinco primeros con routers inalámbricos conectados a su cuerpo”, aseguró Goldberg.

Además, el gerente asegura que en el futuro considerarán la idea de equipar a todos los burros, según la demanda.

El parque de Kfar Kedem es una recreación de la antigua aldea de Hoshaya, situada en el norte de Israel. El objetivo es mostrar a los visitantes cómo era la vida de Judea en los siglos I y II d.C. mediante actividades y rutas en burro.

Escrito por: 

Send this to a friend