Un grupo de investigadores australianos implantó un ojo biónico en una mujer ciega, con el que es capaz de distinguir manchas de luz.

Este el primer paso de un estudio tecnológico que busca dotar de la capacidad de visión a pacientes que padecen ceguera.

Publicidad

El experimento está siendo desarrollado en Bionic Vision Australia, con la colaboración del Hospital Royal Victorian, según recoge el diario australiano The Age.

El ojo biónico fue implantado en los ojos de Dianne Ashworth, una mujer ciega de 54 años. Unos electrodos se han dispuesto en su retina, con un receptor colocado sobre su oreja. A través de un cable, un ordenador interpreta las señales cerebrales para observar si se produce algún estímulo en el cerebro.

Los investigadores aseguran que los resultados iniciales han sido todo un éxito. Además de registrar señales nerviosas en el cerebro, Dianne ha sido consciente por primera vez desde hace 22 años de las variaciones lumínicas del entorno.

En concreto, Dianne ha podido ver manchas de luz, alrededor de los objetos que se mueven en la escena. Esta reacción supone un paso sustancial, pues demuestra que el ojo biónico puede hacer cambios en la percepción de las señales luminosas que interpreta su cerebro.

Ahora, los investigadores se encuentran en la segunda fase del proyecto, la cual consiste en determinar exactamente qué es lo que puede ver Dianne. Para ello, utilizan sus comentarios y la respuesta de sus ojos a los electrodos dispuestos detrás del ojo.

Escrito por: 

Send this to a friend