Recuerdas aquellos días en que las personas, como primera opción para viajar, buscaban una agencia que planificara todo por ellos. Pues esos días poco a poco van llegando a su fin gracias a la “evolución del turista”.

Y es que desde el mismo momento en que las personas buscan un hotel o un boleto de cualquier tipo de transporte, las tecnologías disponibles en la Web suministran herramientas que ayudan a tener a mano la información necesaria para resolver todo tipo de situaciones que se puedan presentar durante un viaje.

Publicidad

Daniel Sieberg, experto en Geolocalización de Google, define dichas herramientas como “herramientas especiales para viajeros”, las cuales actúan como una agencia de viajes virtual.

Según Sieberg, la tecnología de navegación está creciendo y cada vez hay más herramientas para quienes quieren explorar el mundo.

El inicio

El turista de hoy inicia su aventura en el buscador de Google, donde puede encontrar cientos de opciones disponibles al alcance de su mano.

Tras haber concretado el destino, el turista ahora puede ahondar en la búsqueda de información. Las opciones son infinitas: tiquetes, hoteles, transporte, clima, moneda, sitios turísticos, historia del lugar, curiosidades y advertencias, o hasta precauciones, son datos que muy seguramente le ayudarán a pasar mejores momentos en su recorrido.

Todo la información que se pueda recoger previamente sirve para tomar las mejores decisiones, por ende no estaría anda mal visitar YouTube y ver videos relacionados al lugar que visitará. O hasta Street View, para saber cómo luce el sitio.

El itinerario

El destino está escogido. Pero, ¿cómo llegar?

Si el viaje es por tierra, es muy probable que el turista de hoy recurra a alguna alternativa de Mapas o GPS, y de inmediato contará con la ruta sugerida y tiempo estimado para poder alcanzar su destino.

Si al contrario, viaja por aire, puede buscar vuelos y ver una lista de sitios Web y anuncios con atractivas ofertas con todo lo que le podría llegar a interesar.

Asimismo, para elegir el hospedaje existen hoy miles de buscadores que indican cuáles son los hoteles más cercanos al área de interés. De hecho, un buen truco es hacer búsquedas geolocalizadas, activando el GPS del smartphone para ver cuáles son los lugares más cercanos a donde uno se encuentra.

Durante el viaje

La persona llega a su destino pero, ¿cómo moverse en una ciudad extraña?. La respuesta: Pregúntele a su dispositivo móvil. Desde ahí es posible verificar las opciones de transporte público más convenientes para ir de un lugar a otro.

Aún si la persona no tiene disponibilidad de red, ya existe la opción de descargar los mapas que necesite y consultarlos sin necesidad de ningún tipo de conexión a Internet.

¿No sabe donde comer? Foursquare es solo una de las aplicaciones que le pueden sugerir adonde ir.

Compartir la experiencia

El regresar a casa no significa que el viaje haya terminado. Las fotos y experiencias que las personas suman durante su viaje probablemente serán compartidas con el resto de su familia y amigos a través de Redes Sociales como Facebook, o Twitter.

En caso afirmativo, también es posible añadir la información geográfica a las fotos gracias a las etiquetas geográficas. Si eso no basta, el turista podría crear un blog y publicar sus experiencias personales, tips y consejos de viaje.

¿Será que pronto hasta el viaje en sí evolucionará hasta un punto donde todo sea virtual?

Escrito por: 

Send this to a friend