Un nuevo estudio Ericsson ConsumerLab en el mercado chileno indica que la banda ancha móvil está ganando rápidamente fuerza a través de teléfonos inteligentes.

El estudio comprobó el alto potencial de crecimiento de los teléfonos inteligentes en el país, informando que 1 de cada 4 usuarios de teléfonos móviles posee uno y un 50% de los encuestados planea que su próximo teléfono móvil sea un smartphone.

Publicidad

El informe reafirma que Chile es un país muy avanzado en nuevas tecnologías y movilidad en comparación con otros mercados de países emergentes, e incluso desarrollados.

“Los usuarios que experimentan banda ancha móvil, quieren incrementar los beneficios de esta hacia otros dispositivos, ya que los gadgets son inútiles sin conexión”, afirma Hector de Tommaso, director de marketing de Ericsson Latinoamérica.

El estudio tuvo como objetivo comprender las actitudes y percepción de los usuarios hacia los servicios de telecomunicaciones como la telefonía móvil, la banda ancha móvil, Internet y televisión. También investigó el papel que juegan los diferentes dispositivos para acceder a Internet.

Los teléfonos inteligentes se han convertido en uno de los dispositivos claves a la hora de estar conectado y su uso es intenso durante todo el día y a cada momento. Por ejemplo, un 34% de los usuarios de smartphones utiliza su equipo móvil para conectarse a Internet en tiempos de traslado, mientras que otro 23% prefiere actualizar sus redes sociales en el mismo período.Por otro lado, un 33% utiliza aplicaciones constantemente en su smartphone y un 18% baja aplicaciones desde el mismo dispositivo.

El estudio comprobó el alto potencial de crecimiento de los teléfonos inteligentes en el país, informando que 1 de cada 4 usuarios de teléfonos móviles posee uno y un 50% de los encuestados planea que su próximo teléfono móvil sea un smartphone.

También otros dispositivos móviles emergentes como tablets tienen una buena proyección ya que un 11% planea adquirir un dispositivo de este tipo en el próximo año.

El ejecutivo agregó que la cantidad de smartphones ha aumentado exponencialmente en Chile, lo que ha incrementado el uso de las redes y se hace necesario que estas estén preparadas y respondan a la mayor demanda. LTE es la respuesta que los usuarios necesitan para cumplir con las expectativas.

Al mismo tiempo el estudio mostró que los consumidores que ya utilizan teléfonos inteligentes están más dispuestos a movilizar sus actividades cotidianas en sus teléfonos móviles. Por ejemplo un 73% estaría dispuesto a realizar transacciones de mobile ticket y un 58% compraría boletos de transporte y un 66% efectuaría operaciones de mobile banking.

Respecto a la conexión a Internet vía banda ancha móvil y su finalidad, el estudio detalló que el 54% de los encuestados reveló que la conexión es tanto para desarrollar temas laborales como personales, muy alejado al uso inicial que tuvo la BAM, que se enfocaba básicamente en ambientes de negocios.

Sobre la conexión general a Internet, los encuestados declararon están utilizando la red mucho más que solo para navegar y revisar emails y leer noticias – usos más comunes- sino están probando otras experiencias como compras de aplicaciones (14%), comprar películas (21%) y juegos online (23%).

El estudio sobre tendencias de uso de servicios de telecomunicaciones del ConsumerLab de Ericsson fue desarrollado en Chile con entrevistas cara a cara y vía Internet. Se escogieron las ciudades de Santiago, Antofagasta y Concepción para más de 1 000 encuestas desarrolladas. El rango etáreo con el que se trabajó fue entre los 15 y 69 años.

Este es el segundo estudio realizado en Chile, para evaluar cómo los usuarios están adoptando el uso de las nuevas tecnologías. El primer estudio, desarrollado en 2006, fue presentado meses antes de la puesta en marcha de 3G en el país.

Ericsson ConsumerLab realiza habitualmente este estudio en 40 ciudades del mundo, lo que representa la opinión de más de mil millones de personas.

Escrito por: 

Send this to a friend