Aaron Swartz

Aaron Swartz, conocido por ser el creador de la primera versión del sistema RSS se quitó la vida el pasado viernes. Así lo indica un reportaje publicado en Portaltic.es.

En julio de 2011, Swartz fue acusado por un jurado federal, en los Estados Unidos, de fraude electrónico, fraude informático y otros cargos relacionados con el presunto robo de millones de artículos académicos y revistas de un archivo digital del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Publicidad

La acusación señala que Swartz utilizó las redes de ordenadores del MIT para robar dichos artículos de JSTOR, un archivo online y el servicio diario de distribución.

JSTOR no presentó cargos contra Swartz, ya que las copias digitalizadas de los artículos fueron devueltas. Por su parte, Swartz se declaró inocente de todos los cargos y fue puesto en libertad bajo fianza.

No obstante, el joven de 26 años debía enfrentarse a finales de este año a un juicio donde, si resultaba culpable, recibiría 35 años de prisión y una multa por US$1 millón.

La policía encontró el cuerpo de Swartz en su apartamento en el barrio neoyorquino de Brooklyn el pasado viernes, según afirmó un portavoz del centro médico de la ciudad a Portaltic. Este dijo que la causa de la muerte fue un suicidio por ahorcamiento.

Según la familia de Swartz, las muerte de su ser querido es el producto de un sistema de justicia penal “plagado de intimidación y persecución extralimitada”.

Official statement from family and partner of Aaron Swartz

Our beloved brother, son, friend, and partner Aaron Swartz hanged himself on Friday in his Brooklyn apartment. We are in shock, and have not yet come to terms with his passing.

Aaron’s insatiable curiosity, creativity, and brilliance; his reflexive empathy and capacity for selfless, boundless love; his refusal to accept injustice as inevitable—these gifts made the world, and our lives, far brighter. We’re grateful for our time with him, to those who loved him and stood with him, and to all of those who continue his work for a better world.

Aaron’s commitment to social justice was profound, and defined his life. He was instrumental to the defeat of an Internet censorship bill; he fought for a more democratic, open, and accountable political system; and he helped to create, build, and preserve a dizzying range of scholarly projects that extended the scope and accessibility of human knowledge. He used his prodigious skills as a programmer and technologist not to enrich himself but to make the Internet and the world a fairer, better place. His deeply humane writing touched minds and hearts across generations and continents. He earned the friendship of thousands and the respect and support of millions more.

Aaron’s death is not simply a personal tragedy. It is the product of a criminal justice system rife with intimidation and prosecutorial overreach. Decisions made by officials in the Massachusetts U.S. Attorney’s office and at MIT contributed to his death. The US Attorney’s office pursued an exceptionally harsh array of charges, carrying potentially over 30 years in prison, to punish an alleged crime that had no victims. Meanwhile, unlike JSTOR, MIT refused to stand up for Aaron and its own community’s most cherished principles.

Today, we grieve for the extraordinary and irreplaceable man that we have lost.

¿Quién fue Aaron Swartz?

Swartz es conocido por ser el coautor de las especificaciones para el formato Web feed RSS 1.0 que realizó a los 14 años, según una entrada en el blog de su amigo, el autor de ciencia ficción Cory Doctorow, este sábado.

RSS (Rich Site Summary) es un formato para la entrega de contenido a los usuarios de los sitios que cambian constantemente, por ejemplo, páginas de noticias y blogs. Con los años, este sistema se ha convertido en un ícono online para ayudar a recopilar información disponible para el público.

Tributos en la red

Desde el sábado los tributos para Swartz empezaron a plagar la red.

“Aaron tenía una inmejorable combinación de perspicacia política, técnica e inteligencia sobre la gente y los problemas (…) de depresión durante muchos años”, escribió Doctorow, el co-editor del weblog Boing Boing.

Asimismo, Tim Berners-Lee, quien es reconocido como la figura más importante en la creación de la World Wide Web, conmemoró a Swartz en un post en Twitter el pasado sábado.

“Aaron ha muerto. Errantes del mundo, hemos perdido al mayor sabio. Hackers de los derechos, somos uno menos. Los padres de todo, hemos perdido a un hijo. Vamos a llorar”, escribió Berners-Lee.

Pero no solo los genios conocidos de Internet se manifestaron, sino también los “menos conocidos”. Anonymous hackeó ayer el sitio Web del MIT por lo ocurrido con Swartz.

Anonymous colocó en el portal del MIT un mensaje en memoria de Swartz calificando su persecución como un grotesco aborto involuntario a la justicia y califica como distorsionada y perversa sombra de la justicia por la que Aaron murió luchando.

MIT Anonymous

Anonymous listaba una serie de objetivos entre los que se encuentran la petición de la reforma de las leyes sobre delitos informáticos, reforma de los derechos de autor y la propiedad intelectual, la petición del reconocimiento de la opresión de ciertas personas e instituciones, así como el compromiso por conseguir un acceso a Internet libre, firme, renovado y sin trabas.

El funeral de Swartz está programado para el martes en Highland Park, Illinois.

Obituario

Escrito por: 
  • Jean Paul Recart Matus

    Una lamentable perdida en todos los sentidos…

Send this to a friend