El crowdfunding se ha convertido en la solución para aquellos que, aunque tienen ideas muy buenas, no cuentan con el dinero para ponerlas a funcionar.

Eso lo sabe Molly Lindquist, la fundadora de una organización sin fines de lucro llamada Consano, que permite a la gente navegar a través de proyectos de investigación médica vetados en universidades selectas e instituciones de investigación, y contribuir con dinero para llevarlos a cabo.

Publicidad

La idea de Lindquist nació porque ella misma es sobreviviente del cáncer de mama. Según le dijo a TechCrunch, cuando fue diagnosticada sintió la necesidad de proporcionar financiación directa a la investigación acerca del gen específico que puede haber desencadenado su dolencia, que es el mismo que llevan sus dos hijas.

Así, después de un montón de las discusiones con profesionales de la medicina e instituciones de investigación, Consano nació.

Según Lindquist , su ONG cuenta con el potencial de empoderar a los científicos individuales a llevar a cabo proyectos de investigación que, de otra forma, no serían posibles.

Por ende, si te gusta colaborar con el desarrollo científico, Consano puede ser una opción para que busques proyectos y aportes tu granito de arena.

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend