Científicos taiwaneses han desarrollado un nuevo sensor que se coloca en la boca y podría decirles a los médicos si comes en exceso o fumas demasiado.

Investigadores de la Universidad Nacional de Taiwan en Taipei han creado un prototipo de sensor inteligente que se conecta a un aparato ortopédico que se coloca en tu boca e incluye un acelerómetro que mide el movimiento de la masticación y otros movimientos orales.

Publicidad

El prototipo tiene una precisión de casi el 94%, y sus algoritmos de aprendizaje pueden diferenciar entre comer, hablar, toser, fumar, beber y respirar.

De cara al futuro, el equipo tiene la intención de diseñar un nuevo prototipo con capacidad bluetooth que sea lo suficientemente pequeño como para caber dentro de una cavidad del diente.

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend