Aunque no locreas, la forma en que caminamos revela quienes somos, y las nuevas técnicas biométricas permiten avanzar en el reconocimiento de personas justamente por su manera de caminar.

Un equipo de investigadores del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universitat Jaume I, en España, trabaja en el desarrollo una nueva técnica biométrica que tiene en cuenta la manera de caminar de una persona y su silueta.

Publicidad

Atualmente el equipo está creando métodos y aplicaciones que permitan la identificación biométrica de individuos a partir de su forma de andar pues, según los expertos, a diferencia de otras fuentes biométricas, como la cara o la huella dactilar, la manera en que caminamos presenta una serie de ventajas.

La primera de ellas es que no requiere de la colaboración de la personas que va a ser identificada. Por otro lado, no es necesario que la persona esté muy cerca de una cámara, además tampoco son necesarias características especiales de iluminación.

Reconocer a personas por su forma de caminar puede tener numerosas aplicaciones en el campo de la seguridad, el ocio o la medicina. La detección de comportamientos sospechosos (videovigilancia), el control de accesos a edificios o a áreas restringidas y el análisis demográfico de una población en términos de género y rango de edad son tan solo algunas de las posibles aplicaciones de esta tecnología.

Escrito por: 

Send this to a friend