Un equipo de científicos españoles ha diseñado un robot de bajo costo destinado a la vigilancia de mayores o discapacitados.

Se trata de un sistema robótico que ayuda a personas dependientes en entornos domésticos inteligentes, espacios están dotados de sensores y actuadores ambientales que ayudan al usuario.

Publicidad

Según Sinc, la innovación del robot -aún en fase de prototipo- es su autonomía a la hora de navegar.

“Sus capacidades cognitivas permiten que el robot comprenda y ejecute órdenes del usuario. Por ejemplo, si se le pide que vaya a un sitio, el robot busca el camino adecuado para llegar por sí mismo”, detalla Nieves Pavón, investigadora del proyecto.

Además de los algoritmos de inteligencia artificial que aumentan la autonomía, otra de las ventajas es que su costo es barato si lo comparamos con otros del mercado.

“Hasta ahora, los diseños robóticos resultan más costosos porque requieren cables, instalación de cámaras o dispositivos de domótica, que implican hacer obras en el edificio donde van a actuar”, explica Pavón.

Los investigadores proponen una instalación sencilla, que pueda acometer el propio cuidador. Esto reduce el coste del prototipo, que cuenta con medio metro de altura y unos 7 kilos de peso.

“El objetivo final es que el robot se compre al mismo precio que un electrodoméstico (…). Incluso exploramos que se pueda alquilar por un tiempo”, adelanta Pavón.

¿Cómo funciona?

Los científicos han desarrollado experimentos en los que el robot se comunica con una red inalámbrica de sensores para realizar tareas de posicionamiento. De este modo, navega de forma autónoma a través del hogar de una persona para acometer tareas de vigilancia del estado de la persona dependiente.

El cuidador puede comunicarse con el robot a través de dispositivos móviles y controlarlo de forma remota si es preciso.

El siguiente paso es complementarlo con sensores ambientales para mover puertas o desplazar objetos.

Para ello, un software permite al robot entender donde se encuentra. Los investigadores han construido un mapa de donde está y la plataforma robótica va aprendiendo los recorridos de la casa, mediante algoritmos basados en inteligencia artificial.

“Le enseñas, acompañándolo, a que recorra el mapa, reconozca las características del entorno y luego lo hace solo”, precisa Pavón.

Tanto la estrategia de posicionamiento en el mapa como la construcción del mismo se basan en el uso de técnicas combinadas de inteligencia computacional y teoría probabilística.

“La primera consiste en aplicar técnicas que intentan imitar ciertos comportamientos de la naturaleza, como por ejemplo, el comportamiento humano. Por su parte, la teoría probabilística se centra, a grandes rasgos, en proporcionar modelos matemáticos que permiten manejar la incertidumbre que siempre existe a la hora de tomar decisiones”, explica la experta.

Los expertos trabajan ahora en experimentos que simulan cómo funcionaría el robot en un domicilio. El siguiente paso es configurar un prototipo más robusto para probar en una residencia o varias viviendas con la idea de comprobar la aceptación del usuario.

Siguiente noticia

Internet Archive respaldará videojuegos de consolas obsoletas

Noticia anterior

Samsung anuncia la Galaxy Camera 2

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend