Mick Ebeling es CEO de Not So Imposible Labs, empresa cuya misión es entregar al mundo soluciones de bajo costo, open source y capaces de ser creadas por la gente alrededor del mundo. Ebeling quedo conmovido con un reportaje del 2012 de la Revista Time sobre la guerra en Sudan, y como un niño llamado Daniel Omar pedía un cese al fuego, tras perder brazos y piernas por una bomba lanzada por su gobierno.

¿La solución de Mick? viajar a Sudan con impresoras 3D y construirle a Daniel un brazo nuevo.

Publicidad

Mick rápidamente volvio su misión en una iniciativa de mayor escala llamada Project Daniel, generando un laboratorio con la ayuda de un hospital local, a fin de producir prótesis de bajo costo en masa mediante impresoras 3D para los más de 50.000 amputados por la guerra, volviéndolo un esfuerzo continuo que a la fecha ya no requiere su presencia en la zona tras la capacitación de la población local como Daniel, quien ahora con un nuevo brazo, ayuda en la creación de los mismos para sus compatriotas. Cada brazo tiene un costo promedio de 100 dólares en materiales y un plazo de 6 horas para la creación de cada una.

Not so imposible Labs está también trabajando en subir a internet el diseño open source de la prótesis, para que sea replicable en programas similares alrededor del mundo.

Colaborador

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend