De acuerdo con los datos de Kaspersky, un usuario activo de Internet podría encontrar malware instalándose en un dispositivo con Mac OS X por lo menos 10 veces al año. De hecho hay aproximadamente un 3% de probabilidad que una computadora Mac OS X se infecte.

Eso representó que en los primeros 8 meses de 2014, Kaspersky registrara casi 1,000 ataques únicos contra dispositivos Mac. Estos ataques están agrupados en 25 familias principales.

Publicidad

El malware más destacado para Mac OS X de la colección de Kaspersky incluye el backdoor Callme, el cual le facilita a los ciberdelincuentes el acceso remoto al sistema y, como función adicional, roba los contactos del propietario – probablemente como una fuente para futuras víctimas.

Brasil y México  son los países más atacados de la región en Mac OS X.
Brasil y México son los países más atacados de la región en Mac OS X.

Otro backdoor (puerta trasera), Laoshu, está firmado con un certificado de confianza del desarrollador – al parecer, los autores del malware se preparaban para distribuirlo a través de la AppStore. La función de Laoshu es hacer capturas de pantalla cada minuto. Un tercer espía destacado, Ventir, proporciona funciones de control remoto subrepticio y puede registrar pulsaciones de teclas. La colección también incluye un espía para iPhone, el primer archivo cifrador para OS X y el primer malware para robar Bitcoins para OS X.

Los usuarios en los Estados Unidos y Alemania enfrentaron la mayoría de los ataques en el periodo 2013-14 con hasta 66,000 detecciones en esos países. En América Latina, los países que enfrentaron la mayoría de ataques fueron Brasil y México, con más de 8.500 detecciones entre ellos, seguidos por Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Venezuela y Argentina.

Escrito por: 

Send this to a friend