Las cosas parecen estar un poco extrañar en Brasil. Un juez federal hace unos meses ordenó a la subsidiaria de Google en Brasil a pagar una multa de unos $200.000 dólares por no interceptar correos electrónicos en una investigación a Petrobras.

Finalmente la empresa, por leyes brasileñas, tuvo que acceder a la entrega de información, alegando que para ello debe existir una carta formal del gobierno de brasil en conjunto al estadounidense.

Publicidad
Brasil: 4 casillas de correos de ejecutivos de Petrobras le habrían pedido intervenir a Google.
4 casillas de correos de ejecutivos de Petrobras le habrían pedido intervenir a Google.

“Google cumple con las órdenes judiciales en Brasil y por su carácter confidencial no puede hacer comentarios sobre este caso.” (Flavia Sekles, vocera de Google Brasil)

De todas maneras la compañía fue acusada por el tribunal federal por incumplimiento y la compañía se defendió alegando que su subsidiaria en Brasil no estaba relacionada con Gmail, el servicio de correo de la compañía.

Escrito por: 

Send this to a friend