NVIDIA presentó hoy los computadores para automóviles NVIDIA DRIVE, idóneos para acortar el prominente futuro en vehículos autónomos gracias a sus recursos de visión computadorizada y avanzada en cabina y aprendizaje profundo.

NVIDIA ofrecerá dos computadores para vehículos: NVIDIA DRIVE PX, para desarrollar recursos de piloto automático, y NVIDIA DRIVE CX, para crear los sistemas de cabina digital más avanzados. Estos computadores dentro del vehículo se basan en la misma arquitectura utilizada en algunos de las supercomputadoras más poderosas de la actualidad.

Publicidad
Así trabaja internamente NVIDIA DRIVE PX.
Así trabaja internamente NVIDIA DRIVE PX.

Desglosando técnicamente ambas máquinas, DRIVE PX incluye dos chips móviles NVIDIA Tegra X1, construidos a partir de la más reciente arquitectura de la GPU Maxwell de NVIDIA y con más de un teraflop de poder de procesamiento, lo que brinda más potencia que el supercomputador más rápido del mundo hace 15 años. DRIVE PX también tiene entradas para hasta 12 cámaras de alta resolución.

Sus recursos de visión por computador pueden permitir que los vehículos encuentren un espacio para estacionar y se estacionen solos, sin ninguna intervención humana. Aunque los sistemas actuales ofrecen estacionamiento paralelo asistido en un punto específico, NVIDIA DRIVE PX puede permitir que un vehículo descubra espacios abiertos en un estacionamiento lleno, se estacione de forma autónoma y luego vuelva a recoger a su conductor cuando lo llame desde un teléfono inteligente.

NVIDIA DRIVE PX en acción

Según la compañía, la plataforma de desarrollo de piloto automático DRIVE PX y el computador de cabina DRIVE CX estarán disponibles en el segundo semestre de 2015.

Escrito por: 

Send this to a friend