El Casino Gran Madrid-Colón, en la capital de España, recibe 700 mil visitantes cada año. Con dicha cantidad de personas, es muy complicado hacer un seguimiento preciso y en poco tiempo para identificar a alguien dentro de las instalaciones. Para ello, el Casino, adoptó un sistema de reconocimiento de rostros basado en cámaras Axis Communications para reforzar la labor de los fisonomistas en el control de juego y detectar a los tramposos.

De hecho, disminuir el tiempo que se invierte en identificar a una persona es una antigua demanda de los departamentos de seguridad. Ahora es posible gracias a esta tecnología de video IP y el aumento en la fiabilidad de los sistemas de reconocimiento facial basados en análisis de video.

Publicidad

Actualmente el nivel de fiabilidad de los sistemas de reconocimiento facial basados en análisis de video es superior al 95%. La solución de videovigilancia BioSurveillance, de la empresa Herta Security, por ejemplo, detecta múltiples rostros en tiempo real, facilita la gestión de usuarios en cualquier momento e incluso permite entrenar al sistema mediante captura de vídeo en directo.

El reconocimiento de rostros en base al análisis de videos tienen una efectividad superior al 95%.
El reconocimiento de rostros en base al análisis de videos tienen una efectividad superior al 95%.

Gracias a la asesoría de Sensorvídeo el Casino Gran Madrid-Colón adoptó tres cámaras AXIS Q1604 cuyas prestaciones están especialmente indicadas para el reconocimiento facial gracias a su amplio rango dinámico (WDR) que facilita la identificación incluso en condiciones de contraluz o la presencia en la escena de fuentes de luz brillantes. Los sujetos se pueden incorporar al sistema mediante fotografías y/o video grabado o en tiempo real y funciona correctamente incluso con ocultación parcial de la cara, uso de lentes, presencia de sombras, y con rotaciones moderadas de los rostros.

A nivel de control de juego, el sistema se emplea tanto para el control de los procedimientos y como una herramienta para dar transparencia. Cada media cada jornada se revisan unas 40 jugadas, 12 de ellas a partir de reclamos de clientes. En este último caso, acompañan al jugador a una de las salas de control y se revisan en conjunto las imágenes de la jugada sobre la que hay dudas. Así el video hace de árbitro y permite resolver cualquier tipo de incidente. En relación al uso de las imágenes en un 80% se trabaja sobre video en tiempo real y un 20% sobre grabaciones.

¡No soy un robot!

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend