Según informa The Guardian en Inglaterra, un ciudadano londinense llamado Neil Moore de 28 años, escapó de la cárcel haciendo lo que mejor sabe: engañar a la gente por Internet.

Moore fue acusado de cometer fraude bancario online por varios millones de libras y pudo engañar al personal de la cárcel con tan sólo un correo electrónico. Lo que hizo fue falsificar una orden de liberación y la envió online.

Publicidad
Falsificando una orden de liberación, Moore logró engañar al personal de la cárcel.
Falsificando una orden de liberación, Moore logró engañar al personal de la cárcel.

A los tres días de liberarlo, todos se dieron cuenta que escapó porque su abogado, Chloe Gardner, fue a visitarlo a la prisión. Después de aquél hecho, Gardner fue quien comunicó a la policía que su cliente tuvo “un cambio en su corazón” y decidió volver a entregarse.

Según el juez que lleva el caso de Neil Moore, el se escapó y se arrepintió, dando a entender que se dio cuenta que hizo algo tonto.

Escrito por: 

Send this to a friend