La planta y proyecto de energía solar más grande del mundo, ubicada en el desierto de Mojave en California, Estados Unidos, sería un arma letal para la fauna que la rodea.

Según la consultora ecológica Harvey & Associates, la planta solar Ivanpah Solar Electric Generating System, mataría a más de 3.500 aves, de 83 especies diferente, cada año.

Publicidad

De hecho, desglosando la cifra de mortalidad, serían 292 aves muertas cada mes y aproximadamente diez cada día. ¿Por qué pasa esto? Según informa la misma consultora, más de 1.400 muertes son de causas conocidas y 2.012 desconocidas. Dentro de las hipótesis que se barajan, la causante principal de los decesos es la mortal temperatura que hay en el área, la cual puede alcanzar los 537°C.

Esta imagen, del año pasado, ya exponía el problema con las aves que genera la planta.
Esta imagen, del año pasado, ya exponía el problema con las aves que genera la planta.

La planta solar no sólo sería una trampa mortal para las aves e insectos, también se verían afectados los  zorros del desierto, ardillas antílope de cola blanca y correcaminos.

Ivanpah Solar Electric Generating System le pertenece a Google, NRG Energy y Brightsource Energy Inc. Produce 400 MW de energía para abastecer a 140.000 hogares y tiene 300.000 espejos que reflejan la luz para generar vapor en unas gigantescas torres.

Quienes son en parte constructores de la planta, es la empresa Abengoa Solar y según un ejecutivo de dicha entidad, este problema de las aves puede solucionarse.

Escrito por: 

    Send this to a friend