Según ABI Research, en el 2019, el mundo tendrá 780 millones de dispositivos portátiles, desde los rastreadores fitness, relojes y lentes inteligentes e incluso monitores cardíacos incorporados en el cuerpo humano. Pero estos dispositivos conllevan ciertos riesgos, el más destacado: la probabilidad de que los ciberdelincuentes tengan acceso a su información. Así lo cree Gary Davis, quien es Chief Consumer Security Evangelist en McAfee.

Para Davis el eslabón más débil en el espacio wearable es su teléfono móvil y no exactamente el propio dispositivo. Esto se debe a que es usual que se vinculen ambos equipos a través de una conexión wireless de corto alcance como el Bluetooth. Este espectro es utilizado para enviar y recibir datos entre su wearable y su teléfono móvil, lo que hace que éste último sea el objetivo clave para los hackers.

Publicidad

Generalmente, los hackers acceden a los datos en su dispositivo móvil a través de aplicaciones con malware. Estas aplicaciones son a menudo diseñadas para parecerse a aplicaciones populares, pero con suficientes diferencias que ponen en duda su autenticidad.

Los hackers pueden usar estas aplicaciones maliciosas para hacer una variedad de cosas desde llamadas, envío y recepción de textos y extraer información personal- todo sin su conocimiento. También pueden saber cuál es su ubicación a través de GPS y registrar cualquier problema de salud que haya puesto en su wereable. La cuestión es: una vez que tengan acceso a su dispositivo móvil, ellos tendrán control y una gran cantidad de recursos a su alcance.

El punto débil en los wearables es la conectividad con otro dispositivo vía Bluetooth.
El punto débil en los wearables es la conectividad con otro dispositivo vía Bluetooth.

El ejecutivo de McAfee cree que el hacker puede utilizar esta información para llevar a cabo diversas formas de fraude. ¿Necesita una receta especial de su médico que permita la compra de su medicamento?, los hackers también. ¿Sale a correr por la mañana? Información importante para un ladrón. Estos detalles personales son solo un vistazo a la información disponible en sus dispositivos móviles.

Sin embargo, estos tipos de amenazas no se limitan a wearables. Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés)- el fenómeno de los dispositivos conectados a Internet para el análisis y la optimización- abarca todo tipo de dispositivos electrónicos, tales como lavadoras y refrigeradores que también pueden poner en peligro sus datos. Pero estos dispositivos que cambian la vida pueden ser seguros a través de estándares de la industria y educación respecto a la seguridad. Dos cosas en las cuales estamos trabajando día y noche.

¿Qué hacer para proteger sus wearables?

Use un PIN. Todos sus dispositivos móviles deben tener una clave de identificación personal (PIN). Este método básico de seguridad es una gran manera de disuadir a los hackers o ladrones casuales para evitar que roben sus datos.

Ponga límites a la información que comparta. La mayoría de los wearables no necesitan tener acceso a cada parte de la información acerca de usted. Se puede disminuir la probabilidad del intercambio de sus datos privados de su wearable introduciendo únicamente la información que su dispositivo requiere. Por otro lado, siempre vuelva a comprobar los permisos que la aplicación de los wearablesestá solicitando en su dispositivo móvil. ¿Realmente necesitan acceder a su ubicación, fotos y a su agenda? Si no es necesario, asegúrese de modificar estos ajustes apropiadamente.

Escrito por: 

Send this to a friend