Paul Kelley, investigador del Instituto del Sueño y Neurociencia Circadiana de la Universidad de Oxford, afirmó en una reciente presentación que el horario de trabajo de cada una de las personas debe adaptarse al ‘reloj interno’ que cada uno de nosotros tenemos. De hecho esta debería modificarse según factores como la edad. Es por ello que Kelley dice que un horario de trabajo estándar, como el de 9:00 AM a 3:00 PM es peligro para la salud.

El investigador dice que forzar a alguien a trabajar antes de las 10 de la mañana es una tortura y representa una amenaza ya que los trabajadores sí o sí tendrán una menor producción y se sentirán agotados y estresados. Es más, muy probablemente se enfermarán con mayor facilidad por estas condiciones.

Publicidad

Todas estas declaraciones fueron expuestas por Paul Kelley en el Festival Británico de Ciencias, haciendo hincapié en la necesidad de un cambio social para mover y adaptar los horarios para trabajar de las empresas y así convergerlos con el reloj natural de los humanos. Cabe destacar que los ritmos circadianos de las personas con menos de 55 años están completamente fuera de sincronización con el horario laboral clásico anteriormente expuesto.

Horarios para trabajar: los estudiantes también tendrían mejores resultados si no entraran a clases tan temprano.
Los estudiantes también tendrían mejores resultados si no entraran a clases tan temprano.

Kelley hace esta sentencia basándose en estudios del reloj biológico interno de los seres humanos. Por ejemplo, los niños de 10 años deberían comenzar la escuela a las 8:30, mientras que aquellos de 16 años, a las 10:00 am. En lo que respecta a los estudiantes universitarios, la hora óptima para comenzar las clases es a las 11:00. El académico sostiene que a partir de los 55, se vuelve a tener el mismo periodo de sueño que con 10 años. Es más, este investigador dice que simplemente modificando el inicio de clases en los jóvenes, según su edad, mejorarían las notas de ellos en un 10%.

Escrito por: 

Send this to a friend