Hace unos días te contábamos del lamentablemente accidente que sufrió una joven pareja en la ciudad de Talcahuano, en la octava región de Chile. Ellos salieron de su hogar y al volver encontraron gran parte de su casa incendiada por culpa del decodificador de televisión satelital que provee la empresa DIRECTV.

Para ese entonces, la compañía involucrada sólo envió un comunicado público donde indicaba que la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) habría certificado todos sus equipos. Eso -hoy- fue absolutamente descartado por dicha entidad gubernamental.

Publicidad

La SEC acaba de prohibir la venta e instalación de decodificadores de televisión satelital de la marca DIRECTV, luego que se comprobara que más de un 90% de ellos no cuenta con certificados de seguridad. Medida se tomó en el marco de la investigación que lleva la SEC por un equipo que se habría sobrecalentado en la mencionada ciudad del centro del país, provocando el incendio.

Así quedó el decodificador de DIRECTV que incendió una casa en Talcahuano.
Así quedó el decodificador de DIRECTV que incendió una casa en Talcahuano.

La información fue confirmada por el Superintendente de la SEC, Luis Ávila Bravo, indicando una clara vulneración al sistema, por parte de la empresa DIRECTV, razón por la cual no se descarta la formulación de cargos y la aplicación de multas en su contra.

El Superintendente Ávila dijo que ante la falta de certeza acerca de la seguridad de estos productos han decidido prohibir su comercialización mientras no se compruebe que no representan un peligro para los ciudadanos y sus bienes. Se hizo un llamado a la ciudadanía, a ponerse en contacto con DIRECTV, a fin de coordinar las acciones a seguir con cada equipo

Cabe destacar que esta empresa de televisión satelital ha importado al país más de 1,3 millones de equipos, certificando poco más de 75 mil de éstos, es decir, existe cerca de 1,2 millones de decodificadores sin certificar.

ACTUALIZACIÓN

Ante las consultas que hemos recibido sobre cómo contactar a DIRECTV, la compañía habilitó un número telefónico para resolver las dudas respecto a este incidente de los decodificadores. Los usuarios puedes llamar al 600 2620300 desde cualquier parte de Chile.

Escrito por: 

Send this to a friend